Baremo de indemnización por Accidente de tráfico

El baremo es un sistema que permite calcular las indemnizaciones a las que tienen derecho las víctimas de accidentes de tráfico. Se articula por medio de unas tablas, que se actualizan todos los años y en las que se reflejan las cantidades a cobrar por parte de los perjudicados en el siniestro, con independencia de la existencia o no de seguro de responsabilidad civil.

Los sujetos titulares con derecho a las indemnizaciones establecidas en el baremo son: la víctima del accidente de tráfico y, en caso de fallecimiento de ésta, los perjudicados: cónyuge, ascendientes, descendientes, hermanos y allegados.

El baremo no sólo se aplica en caso de accidente de circulación. La jurisprudencia se ha encargado de señalar que las tablas deben servir como orientación a otros supuestos de daños indemnizables (accidentes laborales, errores médicos etc.).

Quizás te hayas enterado ya, el 1 de enero de 2016 entró en vigor un nuevo mecanismo para valorar los daños o perjuicios causados a personas en accidentes de circulación, introducido en la legislación española por medio de la Ley 35/2015, de 22 de septiembre.

Las tablas se actualizan anualmente y de manera automática, conforme al porcentaje de revalorización de las pensiones, previsto en la oportuna Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Resultan indemnizables las lesiones temporales, las secuelas y el fallecimiento. Se cuantifican, por separado, los daños personales básicos, los perjuicios personales particulares y los patrimoniales. Siempre es preciso el correspondiente informe forense, que sirve para acreditar las lesiones sufridas por las víctimas en el accidente en cuestión.

Recuerda que son indemnizables tanto los daños personales (morales o psicofísicos) como los patrimoniales.

Indemnización por fallecimiento

La indemnización por causa de muerte es uno de los tres tipos de indemnizaciones previstos en el baremo. Engloba tres perjuicios distintos: el básico, el particular y el patrimonial.

En caso de fallecer una víctima de accidente de circulación, se indemniza a:

  • Cónyuge viudo.
  • Ascendientes.
  • Descendientes.
  • Hermanos.
  • Allegados (los que sin tener la condición de perjudicados, hubieran convivido con el fallecido en los 5 años inmediatamente anteriores al deceso y fueran especialmente cercanos al difunto en parentesco o afectividad).
  • Personas que ejercen las funciones de las anteriores, por incumplimiento o inexistencia de las mismas.

Debes tener bien presente que el ex-cónyuge del fallecido no se considera perjudicado. Algunas de las circunstancias particulares acumulables que incrementan las indemnizaciones por muerte son:

  • Discapacidad física, intelectual o sensorial del perjudicado.
  • Fallecimiento de progenitor único.
  • Fallecimiento de hijo único.
  • Fallecimiento de víctima embarazada con pérdida de feto.

En cuanto al perjuicio patrimonial por fallecimiento, se establece un mínimo de 400 euros por perjudicado, para cubrir desplazamientos, manutención, alojamiento etc. También resultan indemnizables el lucro cesante y otros gastos específicos, como entierro, funeral, repatriación etc.

Indemnización por secuelas

La cuantía indemnizable en concepto de perjuicio personal básico por secuelas también se establece en el baremo. Éste contiene una relación de las secuelas permanentes de tipo psicofísico, orgánico y sensorial.

Los perjuicios personales particulares por secuelas engloban daños morales complementarios y pérdida de calidad de vida.

En cuanto a los daños patrimoniales, se incluyen los gastos de asistencia sanitaria futura y la pérdida de autonomía personal.

Indemnización por lesiones temporales

El tercer tipo de indemnización por accidente de circulación es el correspondiente a las lesiones temporales. Recuerda que todos los tipos son compatibles entre sí. En este caso, también nos encontramos con lesiones básicas y específicas o particulares.

Las lesiones temporales son aquellas que se sufren desde el momento del siniestro y hasta la conclusión del proceso curativo.

En otro post de este mismo blog, nos referimos a las novedades operadas en el baremo, tras las recientes reformas de 2016. En caso de dudas, no dejes de ponerte en contacto con un despacho de abogados especialistas en indemnización por accidentes de circulación. En Garanley, por ejemplo, trabajamos por obtener el mayor resarcimiento posible para nuestros clientes. La defensa de sus derechos es nuestra razón de ser y la base del trabajo que desarrollamos a diario. Si, por desgracia, has sido víctima o perjudicado como consecuencia de un siniestro de tráfico, no olvides que estamos a tu servicio para atenderte y asesorarte sobre todas las cuestiones que precises. ¡Te esperamos!.

Baremo de indemnización por Accidente de tráfico
¿Qué te ha parecido este artículo?
Gracias por compatir.