abogados alcoholemia en Barcelona

Abogados especialistas en alcoholemias en Barcelona


En Garanley abogados estamos especializados en casos de alcoholemia, delitos contra la seguridad vial y accidentes de tráfico.

Contamos con una amplia experiencia que nos permite defender con éxito a los conductores involucrados en procedimientos penales derivados de la conducción bajo los efectos del alcohol.

Si no te opones al proceso penal e interviene de mediador un abogado especialista en alcoholemia puede suponer una reducción en la solicitud de pena, a favor de los intereses del imputado por conducir bajo los efectos del alcohol.

abogado penal en barcelona

¿Cómo actúo si estoy involucrado en un juicio por alcoholemia?

Si has sido denunciado por un delito de alcoholemia es esencial que te asista un abogado penalista especialista en delitos de alcoholemia. La intervención de un abogado experto en la materia puede significar una gran diferencia en el resultado de la pena y evitar las graves consecuencias que puede tener para ti una condena penal.

En Garanley abogados somos expertos en este tipo de casos y sabemos como actuar para defender tus intereses.

 

¿Qué es la alcoholemia?

Conducir un vehículo motorizado bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Es sancionable penalmente un resultado de la prueba de alcoholemia superior a 0,60 miligramos por litro de aire espirado.

La tasa de alcoholemia se determina realizando la prueba de alcoholemia por medio de un alcoholímetro (aparato que se usa para realizar la prueba y que da un indicio sobre la tasa de alcohol del conductor). El conductor tiene que soplar en el alcoholímetro para obtener el resultado en la pantalla digital incorporada.

Si el resultado de esta medición previa es positivo, se realizará la prueba con un “etilómetro”. Se soplará de nuevo, dos veces (con 10 minutos de separación entre ambas pruebas), y el etilómetro producirá dos tickets indicando la tasa de alcohol en aire espirado. Estos dos tickets son incorporados al atestado que servirán como prueba de cargo en el juicio.

Cuando el resultado de la prueba de alcoholemia es positivo, el conductor podrá solicitar una prueba de contraste, es decir, un análisis de sangre u orina que permita determinar la concentración del alcohol en sangre. Todas estas pruebas permiten la defensa más eficaz en juicio por parte de sus abogados.

Abogados especialistas de Barcelona

 

Alcoholemia: Conducir bajo los efectos del alcohol

Es la concentración de alcohol en sangre o en aire expirado es la cantidad de gramos o miligramos que existen en un litro de sangre o de aire, respectivamente. La máxima concentración en sangre se alcanza entre los 30 y los 90 minutos después de haberse producido su ingestión.

La tasa máxima de alcoholemia que se puede alcanzar depende de una serie de variables como: la cantidad de alcohol ingerido, el tipo de bebida que se consuma y la rapidez con que se ingiera, si se ha comido o no y el peso, el sexo y la edad de la persona.

 

¿Cuál es la tasa máxima de alcohol permitida administrativamente?

La tasa máxima de alcoholemia permitida en la normativa administrativa de tráfico es la siguiente:

CONDUCTOR TASA EN AIRE TASA EN SANGRE
GENERAL 0,25 mg/l 0,5 g/l
NOVEL 0,15 mg/l 0,3 g/l
PROFESIONAL 0,15 mg/l 0,3 g/l

 

Resultados de la prueba

• Entre 0,60 mg/l y 0,25 mg/l se trata de una infracción administrativa (no un delito). No obstante, otras pruebas en contra del conductor (declaraciones de los agentes sobre la sintomatología del conductor en el juicio), pueden demostrar que se esté conduciendo bajo la influencia del alcohol. Por lo tanto, aunque una lectura sea inferior a 0,60, el juez podrá igualmente estimar que se ha cometido el delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas (“alcoholemia”), si el resto de las pruebas así lo demuestran.

• Si es superior a 0,60 mg/l no es necesaria más prueba de cargo y podrá ser condenado por delito.

Tipos de sanciones

Las sanciones que se imponen por conducir bajo los efectos del alcohol pueden ser de 2 tipos:

– Sanción administrativa: sanción por infracción administrativa muy grave por la policía municipal, la Guardia Civil u otras autoridades de tráfico con multa de hasta 500 € y la pérdida de los puntos del carne.
– Sanción penal: Privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo de 1 a 4 años

Y además, uno de los siguientes:

• Cárcel de 3 a 6 meses,
• Multa de 6 a 12 meses
• Trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

También tendrá los siguientes efectos:

• Decomiso del vehículo por considerarse instrumento del delito.
• Si la pena de retirada de carnet de conducir tiene una duración de 2 años o más, implicará la pérdida del carnet de conducir.

Los agentes pueden inmovilizar el vehículo y si supone un obstáculo para la circulación. Los gastos derivados de la inmovilización del vehículo, su traslado o su depósito, corren a cuenta del conductor del vehículo. No obstante, si conductor fuera acompañado, podrá conducir el vehículo su acompañante (si también tiene permiso de circulación y previa prueba de alcoholemia con resultado negativo).

Si la alcoholemia se tramita por la vía del juicio rápido, el conductor puede reconocer su culpabilidad ante el Juzgado de Instrucción y beneficiarse de una rebaja en un tercio de la pena.

No puede sancionarse la misma infracción (la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas) por la vía penal y por la vía administrativa al mismo tiempo. Es por ello que se tramitará primero por la vía penal y, si el juez, tras el juicio absuelve al imputado, es posible que las autoridades de tráfico inicien los trámites para sancionar la infracción por vía administrativa.

 

¿Cómo puedo defenderme?

En estos casos, tienes derecho a:

  • Pedir que otra persona que esté presente compruebe que entre ambas pruebas transcurren al menos 10 minutos.
  • Formular tu mismo o algún acompañante, las alegaciones que consideréis oportunas y de las que debe dejarse constancia en la diligencia expedida.
  • Contrastar los resultados obtenidos con el etilómetro mediante un análisis de sangre.

Hay que tener en cuenta que si el resultado del análisis también es positivo, estaremos obligados a abonar los gastos derivados de su realización; en caso contrario, los gastos serán soportados por la administración.

 

Normativa reguladora

La normativa que regula este delito, así como el resto de delitos contra la seguridad vial, se encuentra en el Código Penal, artículos 379 y siguientes.

Artículo 379

1. El que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

2. Con las mismas penas será castigado el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas. En todo caso será condenado con dichas penas el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro

Existe otra normativa que resulta de aplicación indirecta y que regula el tráfico en el ámbito administrativo (no penal), es la siguiente:

  • Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación.
  • Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Vehículos.
  • Real Decreto 339/1990, Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial.
  • Ley 18/1989, de 25 de julio, de Bases sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

Abogados especialistas de Barcelona

1 thought on “Alcoholemia

Los comentarios están cerrados.