Consecuencias de circular sin la ITV

Circular sin haber pasado la ITV puede acarrear multas de hasta 500 euros, la baja del vehículo y otros muchos gastos para el conductor o propietario. Sin embargo, la peor de las consecuencias es el riesgo de accidentes y el problema de seguridad que conlleva esta omisión.

circular-sin-itv

Si te toca pasar la ITV en los próximos días o semanas y estás pensando en obviar este trámite por algún motivo, primero lee este artículo. Es indudable, la crisis económica ha hecho estragos en todos los ámbitos y sectores de la vida y éste no es una excepción. Se estima que alrededor de 2 millones de vehículos circulan por las carreteras españolas sin haber pasado la Inspección Técnica de Vehículos o con ella caducada. En la mayoría de los casos la omisión no se debe a las tasas, que rondan los 30 ó 40 euros de media (las diferencias entre comunidades alcanzan el 113 por ciento). El temor de los propietarios se centra, más bien, en las costosas reparaciones a las que, en su caso, deben hacer frente.

Abstenerse de pasar la ITV, sin embargo, acarrea gravísimos riesgos para los conductores, sus acompañantes y terceras personas. Ten muy presente este dato: la Comisión Europea señala que el 6 por ciento de los accidentes mortales están relacionados con fallos técnicos en los vehículos implicados. Imagina conducir tu coche ignorando sus vulnerabilidades o averías y, por tanto, sin conocer los riesgos a los que te enfrentas tú mismo y las personas que se cruzan contigo.

Un poco de historia

La ITV nació en España como consecuencia de la adaptación de la legislación interna a la europea. Hoy en día, son las comunidades autónomas las administraciones que poseen las competencias en materia de gestión de las Inspecciones Técnicas de Vehículos. La ITV es obligatoria desde 1987. Por entonces, se disparó el número de coches abandonados, ya que muchos de ellos no lograban pasar la revisión por problemas de motor, emisiones etc.

Durante 2014, un total de 18,6 millones de vehículos pasaron por las estaciones de ITV en el conjunto del Estado. De ellos, 3,3 millones no superaron la revisión a la primera. Los defectos graves más usuales estuvieron relacionados con el alumbrado, señalización, ejes, neumáticos, suspensiones y frenos.

Actualmente, el parque móvil español supera los 11 años de edad. La Dirección General de Tráfico y el Servei Catalá de Transit poseen cámaras de vídeo-vigilancia, que controlan el tráfico y realizan aleatoriamente controles a ciertos vehículos. Estos sistemas permiten determinar si el coche en cuestión ha pasado o no la ITV. La Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra también efectúan inspecciones análogas en carretera, sin necesidad de parar a los conductores.

Normativa en materia de ITV

Si deseas echar una ojeada, la obligatoriedad y la frecuencia de la ITV están reguladas en el Real Decreto 2042/1994, de 14 de octubre, por el que se regula la Inspección Técnica de Vehículos. El artículo 1 de este texto legal indica que: “La inspección técnica de vehículos se realizará de conformidad con las prescripciones y normas del presente Real Decreto”.

En el Manual de Procedimiento de las Estaciones ITV se recogen los elementos y componentes que deben ser revisados y los criterios que han de seguirse para determinar la gravedad de los fallos y averías.

El Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre (modificado por el RD 711/2006, de 9 de junio), por el que se aprueba el Reglamento General de Vehículos o el Real Decreto 750/2010, por el que se dictan normas sobre homologación de vehículos de motor y sus remolques, máquinas autopropulsadas o remolcadas, vehículos agrícolas, así como de sistemas, partes y piezas de dichos vehículos, son otras normas complementarias sobre la materia.

El Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial regula las sanciones por no pasar la ITV en tiempo.

¿Y si no paso la ITV?

Aparte de los riesgos de seguridad ya reseñados, omitir el trámite de la ITV podría tener consecuencias nada deseables para ti, como propietario del vehículo infractor. Para empezar, deberías hacer frente a una multa que oscilaría entre 200 y 500 euros. Pagarías la cantidad mínima si te sorprendieran circulando con la ITV caducada. Además, te retirarían el carnet de conducir y te entregarían un volante para desplazarte hasta la estación de inspección en los siguientes 10 días. Circular con ITV desfavorable por defectos graves, también conllevaría el pago de una sanción administrativa de 200 euros.

Si en la ITV detectaran en tu vehículo defectos muy graves que impidieran su abandono de la estación por medios propios y, aún así, decidieras circular, te expondrías a pagar una multa de 500 euros. En este caso, tendrías un plazo de dos meses para reparar las averías detectadas y volver a la ITV para proceder a la verificación. Pero las consecuencias no terminarían aquí, porque la Jefatura Provincial de Tráfico podría tramitar la baja de tu coche, si no procedieras a realizar los arreglos oportunos en el plazo establecido legalmente.

Ahora imagínate que sufres un accidente y no has pasado la ITV. En este caso, tu compañía aseguradora podría negarse a pagarte los daños propios (sí cubriría los daños a terceros). Sin embargo, si se demostrara que el siniestro pudo evitarse superando la inspección técnica, la compañía estaría en su derecho de pedir todos los gastos al titular, tomador del seguro y al conductor.

Pero volvamos a la razón principal que aconseja pasar la ITV en tiempo. Las inspecciones técnicas evitan más de 170 muertes al año, producidas por accidentes de circulación. Un vehículo que no haya superado la revisión es una bomba de relojería, que puede provocar daños irreparables. Recuerda que están obligados a pasar por las estaciones de ITV:

  • Turismos, a partir de los 4 años desde la fecha de matriculación.

  • Furgonetas y camiones de hasta 3.500 kilogramos, a partir de los 2 años desde la fecha de matriculación.

  • Ciclomotores, a partir de los 3 años desde la fecha de matriculación.

  • Vehículos que, sin haber cumplido dichos plazos, hayan sufrido accidentes con daños en dirección, transmisión, frenos, suspensión, elementos de seguridad etc. Se les obligará a pasar la ITV en función de lo dictaminado en el atestado.

En último término y si has sido sancionado por no pasar la ITV en plazo, no dudes acudir a un bufete de abogados expertos en la materia. Recuerda, no obstante, que en temas como éste la prevención, la precaución y el sentido común son los mejores consejeros. ¡No te la juegues!.

¿Alguna vez has pensado pasar por alto el trámite de la ITV? ¿Por qué?.

Consecuencias de circular sin la ITV
¿Qué te ha parecido este artículo?
Gracias por compatir.