Ejecuciones hipotecarias

Según los manuales jurídicos, la ejecución hipotecaria es una medida que el tribunal puede tomar para garantizar a los bancos la recuperación del dinero que han prestado a los propietarios de una vivienda hipotecada.

Así que, si una familia no cumple con la obligación de pagar las cuotas de la hipoteca durante más de tres meses, se puede ver afectada por el proceso de ejecución hipotecaria y corre el riesgo de ver su casa subastada.

En pocas palabras: esta familia puede perder su casa.

Las fases de una ejecución hipotecaria:

Tras un tiempo sin recibir el pago de las cuotas de la hipoteca, el banco encarga a sus abogados de presentar una demanda ejecutiva ante el juez.

El juez emite la orden para que se proceda al requerimiento de pago al deudor.

Si el deudor se encuentra en la imposibilidad de regularizar su deuda, se procede a la subasta del bien, en este caso de la casa hipotecada. Y ésta puede ser adjudicada al banco.

¿Cuál es el perfil de la familia afectada por una ejecución hipotecaria?

A partir del año 2007, establecido como fecha oficial del estallido de la burbuja, la mayoría de las familias afectadas por una ejecución hipotecaria eran sobre todo familias de inmigrantes que habían perdido el trabajo y no podían hacer frente a los gastos de la vivienda.

Los siguientes afectados fueron las jóvenes familias españolas, que vieron subir el tipo de interés pero no el sueldo con el que estaban pagando la hipoteca.

Luego, se vieron afectados los avalistas, es decir las personas que, al momento de la contratación de la hipoteca, habían garantizado con sus bienes el pago de la deuda al banco.

Por último, y es algo que se ha empezado a notar a partir del año 2011, las ejecuciones hipotecarias han empezado a afectar también a las familias con rentas más altas y a los empresarios.

¿Quién nos puede ayudar?

Como es lógico, esta es la primera pregunta que se pondrá la familia involucrada en una ejecución hipotecaria. Y la respuesta, tratándose de un tema tan espinoso, no puede ser otra que: nos puede ayudar un experto.

Una consulta legal, por parte de abogados especializados en materia de hipoteca, es el primer paso para afrontar con éxito el procedimiento, puesto que será necesario revisar toda la documentación de la hipoteca.

Ponerla en las manos de un experto, nos da la seguridad de tener a una guía competente que nos puede ayudar en la solución de este asunto, y de contar con la experiencia y los conocimientos necesarios.

Ejecuciones hipotecarias
¿Qué te ha parecido este artículo?
Gracias por compatir.