Las obras en la vivienda de alquiler

La ley de arrendamientos en España, es muy fuerte al regular los tipos de obras que se pueden realizar en una vivienda que se encuentra arrendada, siendo el alquiler de vivienda: las obras en la vivienda uno de los puntos más delicados dentro de cualquier contrato que se establezca, ya que allí se debe determinar la responsabilidad, poder y compromiso de cada una de las partes hacia el buen estado y el mantenimiento del inmueble, siendo siempre un punto a tener en cuenta dentro de cada relación de inquilino y arrendador, y consiguiendo desde cualquier punto de vista que con acciones de construcción se mantenga el buen estado de la vivienda.

Cada vez que se va a realizar cualquier modificación o desarrollo adicional dentro de una vivienda, se deben tener en cuenta los permisos y la responsabilidad compartida, definir hasta donde llega uno y donde comienza el otro, así se evitarán sobre costos al inquilino cuando el arrendador es quien está realizando las obras, o si realmente son consecuencia del deterioro del lugar por parte del inquilino para realizar los cobros que tengan lugar.

 

Las obras en la vivienda, tipos de obras

Las obras en la vivienda, existen diferentes clases de modificaciones que se pueden realizar en un inmueble, siendo cada una de interés colectivo o individual y presentando desde cualquier punto de vista, permisos diferentes, injerencia distinta y sobre todo costos y responsable por el pago de las obras, así se pueden encontrar tres tipos:

  • Obras de conservación: este tipo de obras son las que debe realizar el arrendador para asegurar que su vivienda estará siempre en condiciones ideales para ser habitada por cualquier inquilino, dentro de las obras de conservación, el arrendador es quien debe asumir todos los gastos que estas impliquen siempre y cuando el deterioro del lugar no sea culpa del inquilino. Así mismo el tiempo que duren las obras, si el inquilino se encuentra habitando la vivienda, deben ser descontadas del canon total de arrendamiento ya que quien paga alquiler no podrá utilizar plenamente el espacio por el que está pagando.
  • Obras de mejora: Estas son obras que buscan mejorar las condiciones de higiene, comodidad y salubridad del inmueble para que el inquilino pueda disfrutar plenamente del espacio. Estas obras son pagadas por el arrendador, siendo su obligación garantizar que el espacio cuente con todo lo que el inquilino necesita para vivir cómodamente y en condiciones de higiene óptimas para su desarrollo normal.

 

Las obras en la vivienda, responsabilidad de arrendatario

El tercer tipo de obras, son las que realiza el arrendatario o inquilino. Este debe solicitar permiso antes de iniciar a realizar cualquier modificación de tipo estructural dentro del espacio ya que al no ser suyo el inmueble, no tendrá la potestad para realizarlas sin que el dueño de su autorización final, y el costo de las mismas será asumido por completo por el inquilino.

Así el alquiler de vivienda: las obras en la vivienda, tienen que tener claridad y estar muy bien estipuladas las responsabilidades y compromisos dentro del espacio para evitar accidentes o sobre costos injustos.

Las obras en la vivienda de alquiler
¿Qué te ha parecido este artículo?
Gracias por compatir.