Pensión compensatoria

La tutela del cónyuge desfavorecido

La pensión compensatoria se ha introducido en España en el año 1981 con el objetivo de tutelar aquellas personas (sobretodo mujeres) que, habiendo dedicado los años del matrimonio al cuidado de la pareja y de los hijos, tras el divorcio no tenían perspectivas laborales.

Desde entonces las relaciones de pareja han sufrido cambios radicales, debidos sobretodo a la evolución del rol de la mujer en la sociedad. De hecho, en las parejas actuales es muy frecuente que ambos cónyuges trabajen y no haya mucha disparidad entre los ingresos del marido y de la mujer. Pero, si por causa del divorcio la situación económica de uno de los cónyuges empeora, se verifica uno de los presupuestos básicos necesarios para establecer una pensión compensatoria: la situación de desventaja de uno de los cónyuges por un desequilibrio económico.

Para “cuantificar” este desequilibrio es necesario tener en cuenta el tiempo que el cónyuge desfavorecido ha dedicado a la familia y a la colaboración en las actividades del otro cónyuge, así como el régimen de bienes establecido al momento del matrimonio.

¿Cuánto puedo percibir de pensión compensatoria?

No siempre la separación o el divorcio con llevan la concesión de una pensión compensatoria: será el juez quién determine si existen los presupuestos para fijarla y, si es el caso, el importe de dicha pensión. En el derecho de familia la pensión compensatoria es uno de los temas más difíciles, debido también al hecho que en España la legislación no prevé ningún baremo al que ajustarse, por lo tanto el juez suele fijar el importe a su criterio. Entre los factores a tener en cuenta a la hora de determinar el importe intervienen:

  • los ingresos del cónyuge favorecido;
  • los ingresos del cónyuge desfavorecido (cuando los haya);
  • los años de matrimonio;
  • la edad y el estado de salud del cónyuge desfavorecido;
  • la existencia de hijos y la edad;

Hay que tener en cuenta además que el impago de la pensión compensatoria tiene consecuencias penales, pero la ley prevé la posibilidad de modificar la cuantía establecida, tras valorar si ha habido variaciones en la situación personal del deudor. Siempre es útil el consejo de un abogado especialista en derecho matrimonial que pueda evaluar si existe la posibilidad de percibir la pensión, o en el caso de que sea necesario establecer un nuevo importe.

Pensión compensatoria
¿Qué te ha parecido este artículo?
Gracias por compatir.