¿Cuánto vale mi coche tras un accidente? Valor venal o reparación

Si como consecuencia de un accidente de tráfico sufre daños materiales en su vehículo y usted no es culpable del siniestro, posee dos alternativas para reclamar ante la aseguradora responsable. Puede optar por solicitar la indemnización por valor venal del automóvil o pedir la reparación del mismo.


 

Tal vez se haya visto, alguna vez, en un caso parecido. Imagine que ha tenido un accidente de circulación en el que, por fortuna, sólo ha sufrido daños materiales en el vehículo. Además, usted no ha sido el culpable del siniestro. En tal caso, se encuentra con dos posibles alternativas si desea reclamar a la aseguradora del conductor responsable. Puede decantarse por solicitar que le reparen el coche o, por el contrario, puede optar por exigir la indemnización por valor venal y de afección del automóvil.

 

¿Qué son el valor venal y de afección de un vehículo?

El valor venal es el valor de venta del vehículo siniestrado. Si utilizamos un lenguaje un poco más técnico, puede definirse como la indemnización que recibiría el usuario por la tasación de venta en el momento del accidente, es decir, el dinero que percibiría el propietario si vendiera el coche justo al producirse el percance.

Como es lógico, el valor venal de un coche accidentado recién adquirido no es el mismo que el de un vehículo con más de diez años, por ejemplo. La indemnización varía considerablemente de uno a otro caso. El valor venal ha de tenerse en cuenta, por tanto, a la hora de decidir si nos compensa contratar una póliza a todo riesgo, para un automóvil con algunos años de antigüedad.

Para calcular el valor venal de un vehículo se emplean una serie de baremos, que tienen en cuenta aspectos como las características y la antigüedad del automóvil. Si desea conocer la indemnización concreta que recibiría, ha de consultar la letra pequeña y las condiciones generales de su póliza.

Es usual que las aseguradoras indemnicen por el valor a nuevo, durante los dos primeros años de vida del coche. Durante el tercer y cuarto año suelen pagar el valor venal mejorado (incrementado en un 30 por ciento, aproximadamente). A partir del quinto año, la indemnización sólo comprende el valor venal. No obstante, existen importantes diferencias entre unas y otras compañías. Lo ideal es contratar los servicios de un abogado especializado en seguros, para que le asesore e informe de todos estos aspectos.

El valor de afección comprende el valor venal y un porcentaje que se añade al mismo (de entre el 20 y el 30 por ciento), para cubrir las molestias y trastornos que sufre el propietario del vehículo siniestrado. Este concepto se introdujo, al comprobarse que el valor venal en solitario carecía, en sí mismo, de elementos o criterios reparadores.

 

¿Qué suelen hacer las aseguradoras?  Jurisprudencia al respecto

No nos engañemos, las compañías aseguradoras optan siempre por la vía que más les interesa desde el punto de vista económico. Lo usual es que se decanten por la indemnización de valor venal. Entre los perjudicados, lo habitual es elegir la reparación del vehículo, porque actúan bajo criterios sentimentales y no tanto económicos.

La mayor parte de la jurisprudencia considera que es el propietario el que tiene derecho a elegir entre reparación o valor venal y de afección. Eso sí, puede ocurrir que exista una desproporción económica entre ambos conceptos. Es decir, es posible que la reparación sea muchísimo más costosa que el valor venal del vehículo, o viceversa. En estos casos debe producirse una reducción de uno u otro, para evitar enriquecimientos injustos y desequilibrios. No obstante, en ningún caso la medida puede implicar la negación del derecho a indemnización del usuario.

Son muchas las resoluciones judiciales que respaldan la posición expuesta en el párrafo anterior. Así, la Sentencia de la Audiencia Provincial de Gerona, Sección Primera, de 2 de noviembre de 2009, establece que “el propietario tiene derecho a reparar el vehículo y que el causante del daño, así como su aseguradora, no pueden limitar tal derecho, por lo que debe ser indemnizado por el importe de la reparación, aunque ésta supere en exceso el valor del vehículo. Solamente si se aprecia que con la reparación se ha producido o se producirá una mejora apreciable, será procedente reducir el importe de la indemnización”.

En resumen, las aseguradoras no pueden negarse a que el perjudicado en un accidente de circulación solicite la reparación de su vehículo, siempre que el coste no sea escandalosamente superior al de la indemnización por valor venal. De igual modo, carecen de fundamento las negativas a conceder esta última al usuario perjudicado, siempre que no exceda significativamente el coste de la reparación.

 

Recomendaciones

Es crucial que conozca con detalle la póliza del seguro, antes de firmar el contrato. No puede correr el riesgo de perder miles de euros, tan solo por ahorrar unos cientos. Fíjese en las condiciones generales y compruebe que durante los dos primeros años de posesión del vehículo va a gozar, en caso de siniestro, de la indemnización por valor a nuevo. Compruebe si, a partir del tercer año, su aseguradora le ofrece valor venal mejorado o no.

Si posee vehículo nuevo, resulta aconsejable asegurarlo de tal forma que quede garantizado el valor a nuevo. Por el contrario, si su coche tiene sus añitos, de nada sirve lo anterior, porque las compañías sólo le indemnizarán por el valor venal o venal mejorado. Además, tenga presente que las empresas de seguros establecen la antigüedad del automóvil con la primera matriculación.

Si ha sufrido un accidente, tiene daños materiales en el vehículo y no sabe qué tipo de reclamación realizar, diríjase a un despacho de abogados especializados en seguros y accidentes de tráfico. Allí le indicarán la mejor alternativa a su caso y podrá pedir la reparación del coche o, directamente, la indemnización por valor venal a la aseguradora en cuestión.

En cualquier caso, ¿qué alternativa seguiría en caso de sufrir daños materiales en un accidente de tráfico, la indemnización por valor venal o la reparación de su vehículo?.

 

¿Cuánto vale mi coche tras un accidente? Valor venal o reparación
¿Qué te ha parecido este artículo?
Gracias por compatir.